Consejos previos al parto

¿Ya tienes tu plan de parto? Si no es así te damos las pautas para que hagas el tuyo

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El embarazo es una de las etapas más especiales para todas las madres que esperan con ansia la llegada de su bebé. Se acerca el momento del parto y eso genera cierta incertidumbre en la mayoría. El plan de parto ayuda a poner orden en esa inquietud.

Actualmente, hay muchos programas y guías para poder llevar lo mejor posible el momento de dar a luz. Hoy queremos compartir con vosotras la importancia de realizar un plan de parto.

Hay que tener en cuenta que todas las mujeres son diferentes. Tanto el parto como la etapa posterior serán diferentes para cada una de vosotras. Por eso se debe adaptar el plan de parto a las necesidades y deseos de cada una. ¡No te pierdas este post y anota todo lo que te contamos!

¿Qué es un plan de parto?

El plan de parto se trata de un documento en el que se especifican las preferencias, necesidades y expectativas, tanto de la madre como del padre, a la hora de tratar el parto.

En algunos también se incluyen los cuidados posteriores del bebé en los primeros meses de vida. El plan de parto es esencial para poder establecer una buena comunicación entre las madres y los profesionales encargados del parto. Un buen diálogo hará de este momento una experiencia constructiva para los padres. 

Como se ha comentado anteriormente, cada madre tiene unas necesidades y preferencias diferentes, por lo que el plan de parto debe ser personal e individual

Elementos a tener en cuenta dentro de un plan de parto

El plan de parto debe incluir las preferencias y necesidades para el momento del nacimiento del bebé. También los cuidados posteriores. Te anotamos algunos elementos que se deben tener en cuenta:

  • Bien informada: debes dejar claro qué quieres y qué no quieres en el parto. Comunica tus expectativas y tus deseos. También tienes que establecer quién va a acompañarte en el proceso. Puede ser tu pareja, tu madre, tu padre o la persona de confianza que desees.
  • Contar tus preferencias: deja claro si se prefiere epidural o no, en qué posición abordar el momento anterior al parto y el parto en sí. También puedes dejar establecido quién será el encargado de cortar el cordón umbilical, así como las preferencias sobre el primer contacto con el bebé. Puedes dejar por escrito que quieres realizar el piel con piel para que los sanitarios tengan en cuenta tus deseos.
  • Estar abierta a recibir consejos: recibir recomendaciones por parte del personal sanitario nos servirá para adaptar lo que queremos y pensamos que es lo mejor. Te ayudará a abordar el momento del parto de la mejor manera posible. Pueden surgir imprevistos durante el proceso en los que necesitemos de ayuda y consejos profesionales. 

¿Por qué se debe realizar un plan de parto?

Realizar un plan de parto ayudará a generar una buena comunicación entre el personal sanitario y los padres. Así se mejora la calidad en la atención y se consigue una satisfacción mayor en el proceso del parto

Como hemos comentado en el apartado anterior, estar informado y contar tus preferencias es clave. Por ejemplo, una madre primeriza que tiene miedo a los efectos secundarios de los analgésicos, puede que no quiera ponerse la epidural. 

Una buena conversación con su matrona y saber los pros y los contra que supone ayudará a la madre a analizar y decidirse. Una vez que tome una decisión, la madre anotará en su plan de parto la forma y el tratamiento que desea recibir durante el parto. 

Este plan de parto no es definitivo e inamovible. Eso sí, ayuda a los profesionales a saber las preferencias de la madre. Qué quiere hacer y qué preferiría evitar. Este plan está abierto a cambios si ocurren imprevistos, siempre previa comunicación con los padres. 

¿Cuándo es conveniente hacerlo?

Un plan de parto suele redactarse una vez se hayan terminado las clases de preparación al parto. Normalmente según va finalizando el segundo trimestre de gestación, alrededor de la semana 34. 

Se elabora en este momento porque los padres recogen la información durante las clases de preparación. Están más preparados para elaborarlo cuando han pasado por esa formación. 

Existen ejemplos y plantillas de planes de parto para facilitar en todo momento el desarrollo del mismo. Puedes encontrarlas en sitios como El parto es Nuestro o el Ministerio de Sanidad

Puede que los modelos que encuentres no te convenzan del todo. En este caso, puedes elaborar el tuyo propio plasmando tus preferencias personales. Si lo prefieres, no tienes por qué escribirlo, puedes expresarlo verbalmente cuando llegues al hospital. Pero se recomienda tenerlo por escrito y haberlo hablado con los médicos con anterioridad.

Aspectos a tener en cuenta 

  • Realizar un plan de parto claro y conciso. Debes resaltar en todo momento tus preferencias, tanto para el momento del parto como para después de este. 
  • Ser flexibles en cuanto a las preferencias anotadas. Debes tener siempre en cuenta que pueden surgir imprevistos y emergencias en el momento del parto. 
  • Tómate tu tiempo para elaborarlo. Así podrás pensar cuales son las mejores opciones para ti. También podrás recibir consejos de tu matrona y allegadas que hayan tenido un bebé. Déjate aconsejar, pregunta todas tus dudas a los profesionales y prepárate para el gran día.
  • Pide que te informen de todo. Puede que haya cambios en tu plan de parto que sean necesarios para tu seguridad y la del bebé. Pero tienen que informarte de ellos primero. Si tu no puedes tomar las decisiones en ese momento entonces tendrán que informar a tu acompañante. 

Ya conoces todo lo necesario para realizar un plan de parto. Ahora ¿tienes ya listo el tuyo? Si no es así, ha llegado el momento. Anota todos los pasos anteriores, y elaborarlo. 

Esperemos que este artículo haya sido de ayuda. Si tienes cualquier duda o necesitas consejo para abordar tu embarazo y tu parto, contacta con nosotros.

Subscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu correo trucos y consejos. No hacemos spam.